Institucionales

Acto de toma de posesión de los nuevos miembros de la junta directiva del Colegio Oficial de Médicos de Granada

“Los miembros de esta junta directiva seremos libres e independientes,
con la única meta de construir un futuro mejor para la Medicina y la
Sanidad de Granada” —declara el presidente del COMGranada

El miércoles 27 de junio de 2018 tuvo lugar el acto de toma de posesión de los nuevos miembros de la junta directiva del Colegio Oficial de Médicos de Granada; celebrado en el auditorio de la sede colegial, con la presencia de numerosas personalidades de la sanidad andaluza y granadina.

Tras la toma de posesión administrativa (que tuvo lugar el martes 8 de mayo, en el curso de una sesión extraordinaria del pleno de la junta directiva de la institución), se decidió ofrecer este acto público solemne, a través del que se pretende estrechar los lazos entre el Colegio, la sociedad y las instituciones sanitarias.

Como nuevos miembros, tomaron posesión: el Dr. Armando Pueyos Sánchez, para el cargo de Secretario General; la Dra. María Carmen Augustín Morales, para el cargo de Vicesecretaria; el Dr. Ángel Francisco Romero Manjón, para el cargo de Representante de la Sección de Médicos de Medicina Privada; y el Dr. Francisco Ardoy Medina, para el cargo de Representante de la Sección de Médicos Jubilados.

También tomaron posesión, tras su reelección: el Dr. José Caballero Vega, para el cargo de Tesorero-Contador; el Dr. José María Lara Oterino, para el cargo de Representante de la Sección de Médicos de Atención Primaria; la Dra. Isabel Castillo Pérez, para el cargo de Representante de la Sección de Médicos de Medicina Hospitalaria; el Dr. Juan F. Machado Casas, para el cargo de Representante de la Sección de Médicos en Promoción de Empleo; la Dra. María Reyes Rodríguez Tapioles, para el cargo de Representante de la Sección de Médicos de Administraciones Públicas; y la Dra. María Jódar Reyes, para el cargo de Representante de la Sección de Médicos Tutores y Docentes.

Tras la toma de posesión de cada uno de estos cargos, intervino el delegado en Granada de la Consejería de Igualdad, Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Higinio Almagro Castro, quien enfatizó el papel de liderazgo y responsabilidad que tiene el Colegio de Médicos de Granada en dos vertientes: hacia el profesional y hacia el ciudadano. También señaló la tradicional colaboración y diálogo que esta institución ha mantenido con la administración sanitaria, con la confianza total en que estas cualidades se van a mantener en beneficio de la sociedad granadina.

A continuación, el Dr. Juan Antonio Repetto López, presidente del Consejo Andaluz de Colegios Médicos, llamó la atención sobre varios aspectos que deben ser de atención especial, como los médicos que están trabajando para la administración sin tener una titulación adecuada con su puesto y responsabilidad. También reclamó mantener las competencias irrenunciables de la profesión frente a otras profesiones; y la colaboración para llegar a acuerdos entre estas profesiones para diseñar y regular los “protocolos de atención compartida”, manifestando que dicho diseño y regulación se había llevado a cabo sin contar con los colegios de médicos. También reclamó más medios y recursos para poder sustentar el sistema público de salud, con más plazas MIR, mejores sueldos e incentivos para los profesionales, etc.

Tras el Dr. Repetto, tuvo lugar la intervención del presidente del Colegio Oficial de Médicos de Granada, Dr. Jorge Fernández Parra, quien remarcó la trascendencia de este acto de toma de posesión, por significar a la vez un cambio y el inicio de un nuevo proyecto de futuro. Señaló que, tras momentos muy duros para la Medicina granadina, que ha provocado una situación de conflicto entre los propios profesionales, es un ejemplo de valentía presentarse a ser representante de los compañeros, manteniendo un fiel compromiso con un proyecto: “Desde luego, es más fácil vivir en la cómoda crítica desde las redes sociales, que defender un proyecto presentándolo al escrutinio de los compañeros desde unas elecciones”. También quiso agradecer a los miembros salientes de la anterior junta directiva su compromiso y lealtad con el proyecto y la institución.

Señaló que, desde la crítica a lo que está mal en nuestro sistema público de salud, también se puede defender el propio sistema, manteniendo la colaboración con todas las instituciones y profesionales implicados. “Hemos tenido un proceso de desfusión que aún no está terminado, que no se ha llevado a cabo de la mejor forma; y que ha tenido un altísimo coste, tanto para los pacientes, como para los profesionales, como para los contribuyentes y las instituciones”. A continuación, criticó numerosos aspectos de la situación en el sistema sanitario andaluz, como la mala gestión de los recursos públicos, la falta de acometer tareas referidas a la desfusión que aún están pendientes, la deliberada situación de desunión y falta de entendimiento entre profesiones y profesionales, la falta de consulta a los profesionales (que evitaría muchísimos problemas que después revierten en una mala atención al paciente y un costo económico ingente), el achacar sistemáticamente a otras administraciones los problemas y deficiencias del propio sistema, la situación de precariedad tanto en medios técnicos como en personal, etc. También criticó la situación de desigualdad que tienen los pacientes de nuestra provincia frente a otras provincias andaluzas, mejor dotadas tanto en medios técnicos como humanos. Igualmente, puso énfasis el que, a su juicio, es un “salto imprescindible” que la sanidad andaluza tiene que acometer: la calidad: “No tenemos información, ni tampoco se realizan las auditorías, ni existe la transparencia”.

Pero también realizó una autocrítica sobre los propios colegios, que dijo que tenían que modernizarse y mostrarse como eficaces garantes de la sanidad. Por ello, reclamó que debían incorporar más posibilidades de denunciar el mal funcionamiento de los centros donde realizan su labor, y que debían ejercer un mayor control sobre los profesionales, para que tanto profesionales como ciudadanos los perciban como tales garantes.

Finalizó señalando que “los miembros de esta junta directiva seremos libres e independientes, con la única meta de construir un futuro mejor para la Medicina y la Sanidad de Granada”.

Por último, el presidente de la Organización Médica Colegial, Dr. Serafín Romero Agüit, tras dar la enhorabuena a los miembros de la nueva junta directiva del Colegio Oficial de Médicos de Granada por esta toma de posesión, reconoció que, al igual que en muchas otras instituciones, durante los últimos tiempos “en los colegios de médicos hay poca sensación de pertenencia, y sí bastante de desafección”. Recordó que, las cuatro funciones principales de los Colegios Médicos son representar a la profesión médica (no la simple defensa corporativa de los profesionales); ordenar la profesión (tarea para la cual desde las instituciones políticas y de las administraciones, se debe contar con los colegios, que son la voz de la profesión); mantener el Código Deontológico (por ejemplo, al respecto de la actual controversia sobre la eutanasia, señaló que los médicos no pueden facilitar la muerte a nadie —aunque lo pida—; pero sí piden que se potencie la atención de calidad en cuidados paliativos —incluida la sedación terapéutica—); y por último la defensa de los profesionales y los pacientes (por ejemplo, enfrentándose al problema de las agresiones a los profesionales sanitarios, o procurando un control efectivo de los profesionales y su capacitación).

Para terminar, recordó que la profesión médica y los profesionales médicos han demostrado su compromiso con la sociedad, con el sistema público de salud, con la buena gestión y la eficiencia de los recursos; y todo ello, siempre desde el primer compromiso que mantienen: con el paciente.

Log in